Alguna vez te ha pasado que tu vida va avanzando en su curso normal e inesperadamente sucede algo que pone tu vida de cabeza? Al inicio es el factor sorpresa que te saca de tu centro y pone a tu mente a girar y preguntarte y ahora que voy a hacer o que va a pasar o como le voy a hacer?
Es normal, es la reacción que por lo general tenemos ante las sorpresas o eventos inesperados en nuestra vida. Es la reacción de nuestro ego ante los cambios, entramos en estrés y la mente nos empieza a traer a la superficie todas las memorias y situaciones del pasado relacionadas con el cambio, todas las posibles fatalidades y obstáculos que se nos pueden presentar ante este nuevo panorama.
Una vez que el ego está en su papel de “protector” tensionando nuestro cuerpo y pintándonos un panorama fatalista requerimos de la ayuda de la consciencia para respirar profundo, conectar con nuestro interior y empezar a vislumbrar las oportunidades y lecciones que trae consigo ese evento o situación inesperada.
Hace un mes llegó a mi vida y la de mi familia un acontecimiento inesperado que ha puesto nuestras vidas de cabeza cambiando totalmente nuestros rumbos. Habían pasado solamente tres días del lanzamiento del curso Elementos de la Vida: Tu camino al bienestar (si no lo has tomado, te puedes inscribir aquí) y todavía estaba trabajando en las pequeñas cosas que habían salido con errores, respondiendo preguntas, ideando nuevos programas, en fin estaba en un modo creativo, de agradecimiento profundo por haber visto mi gran proyecto salir al mundo para ser compartido y también en espíritu de celebración. Esa noche en medio de toda esa emoción recibimos una llamada del dueño de la casa en donde estábamos viviendo para avisarnos que había vendido su casa y necesitaba que desocupáramos lo antes posible. Teníamos 5 semanas para conseguir casa, empacar todas nuestras cosas y mudarnos y estaba sucediendo justo cuando mi atención era requerida en Elements of Life y todos los proyectos que estaban naciendo en mi mente!
Todos en mi familia tuvimos diferentes reacciones ante la situación. Mi papá se quedó helado, mi mamá preocupada, yo no sabía como reaccionar ante la lista de cosas que requerían de mi atención, pero mis hermanos inmediatamente tomaron la noticia como una oportunidad! Como la oportunidad que nos ayudara a construir algo positivo en nuestras vidas! La oportunidad que estábamos esperando para construir una vida que nos permitiera mas contacto con la naturaleza y nos abriera a nuevas oportunidades en nuestras vidas!
Así que nos unimos a su energía de ver esta situación que parecía tan imposible como una oportunidad y decidimos mudarnos de cuidad! Comenzamos a buscar esa misma noche casas en Calgary, y empezamos a planear como manejar la situación en los respectivos trabajos para ver si era una opción viable.
En ese momento nos abrimos a una lluvia de bendiciones. En tres semanas estábamos en nuestro nuevo hogar en Calgary agradeciendo cada una de las bendiciones que recibimos en este tiempo de transición. A lo largo de nuestras vidas nos hemos mudado muchas veces (en alguna ocasión hicimos el conteo y me parecen que eran cerca de 25 veces) pero ésta ha sido la mas rápida y sorprendente!
Este cambio en nuestras vidas ha traído muchas lecciones. Muchas de ellas se fueron presentando en nuestras vidas como mensajes o recordatorios de que no estamos solos y siempre somos guiados, es cuestión de reconocer esa guía y seguirla. Les comparto las lecciones que este cambio y transición a traído a nuestras vidas.
1.Desapego: El desapego es la lección más predominante que nos ha traído esta situación. Para mí ha sido una gran prueba que la vida me ha puesto para darme cuenta del progreso que he hecho internamente. Es una de las lecciones mas importantes a aprender en el camino espiritual ya que cuando nos apegamos a las cosas, personas, situaciones incluso el apegarte a ciertos resultados nos provoca dolor y sufrimiento. Vivimos en un mundo de constante cambio y cuando nos enfrentamos a situaciones en donde cambia alguna de estas cosas a las que nos apegamos tanto, el sufrimiento llega a nuestras vidas. El fluir con la vida y el apego no pueden coexistir al mismo tiempo, así que cuando aceptamos y nos abrimos a esta nueva oportunidad de cambio en nuestra vida y decidimos fluir, el desapego fue una lección a integrar inmediatamente. Desapegarnos de la comodidad que habíamos encontrado en ese espacio al que llamábamos hogar, desapegarnos del miedo y las ideas negativas que nos pudieran obstaculizar nuestro camino y búsqueda, desapegarnos de pertenencias que ya no usábamos o que simplemente ya no tenía sentido traer con nosotros, desapegarnos de personas y relaciones, o del sufrimiento de no tenerlas cerca, desapegarnos de la idea y reacción de control ante las situaciones. En fin, ha sido un mes de practicar el desapego en muchísimas formas, lo cual al final te deja mas libre y ligera ya que hace espacio para nuevas cosas y oportunidades.

2. Alinearte con tus deseos: Una de las cosas que nos ayudó muchísimo fué el aclararnos con lo que era importante para cada uno en este cambio, especialmente en lo que era importante e indispensable que tuviera la nueva casa o espacio al que llamaríamos nuestro hogar. Al poner las cosas que estábamos buscando claramente y comenzar nuestro trabajo interno de visualización y decretos nos ayudó a alinearnos con ese deseo y fue como el Universo, la Divinidad, Dios, los ángeles y toda la ayuda celestial nos bendijo con lo que estábamos buscando a una velocidad increíble.

Les comparto los Códigos Sagrados de Agesta que utilizamos:

Para recibir los Regalos del Universo: Código Sagrado 545

Para cambiar de residencia o de ciudad: Código Sagrado 413

Para atraer un lugar en el que puedan vivir tranquilos y estar en paz: Código Sagrado 620 y 480

Para cambiar de casa: Código Sagrado 72988

Para mudarse a una nueva casa: Código Sagrado 715

Para utilizar estos códigos solo tenemos que decir: Activo el código Sagrado X para X y después repetir el código 45 veces. Por ejemplo, Activo el código sagrado 545 para recibir los regalos del Universo y se procede a repetir 45 veces el código 545.

3. Pedir ayuda celestial: A los pocos días de haber comenzado con todo el trabajo de empacar y todo lo que requiere una mudanza llegó a nuestras vidas el audiolibro de “Pon el cielo a Trabajar” de Jean Slatter. Se los recomiendo ampliamente, se puede encontrar en internet. Este libro propone la “contratación” de toda una plantilla celestial que trabaje para ti. En este artículo no entraré en mucho detalle sobre este tema, solo lo básico de como pedir ayuda celestial. Es muy sencillo, basta con invocar la ayuda de la siguiente manera: “Requiero de la ayuda celestial de X para me ayude con X. En este momento lo contrato con mi tarjeta Express Celestial”

Por ejemplo: Requiero de la ayuda celestial de 5 empacadores profesionales para que me ayuden a empacar todas mis pertenencias. En este momento los contrato con mi tarjeta Express Celestial. Al pedir la ayuda celestial de esta manera se irán abriendo los caminos para que la ayuda, los recursos y la energía llegue a ti, solo hay que estar abierta y atenta a las formas en que esta ayuda se te presenta. Es increíble la rapidez con que llega la ayuda, te invito a intentarlo!

4. Confiar y estar abiertos a recibir: ya que hemos hecho el trabajo interno se requiere de que tengamos confianza en que la ayuda que pedimos nos llegará y a estar abiertos a recibirla. Muchas veces cuando el estrés y el cansancio se cuela en nuestras vidas y el ego se apodera de nuestra mente podemos caer en la desconfianza y la desolación inclusive en la desesperación. Cuando te encuentres en esta situación recuerda que somos guiados a cada momento y que la vida es mucho mas sencilla de lo que parece cuando nos dejamos guiar y fluimos con la vida. Pero esto requiere confiar plenamente y estar dispuestos a recibir estas bendiciones y guía, aunque haya veces en que tu ego te haga dudar, la ayuda y guía divina siempre te llevarán a los lugares y situaciones que te ayuden a tu crecimiento espiritual.

5. Encontrar balance en el caos: muchas veces cuando la lista de cosas por hacer parece interminable nos olvidamos de nosotras, de nuestras necesidades más básicas como de comer saludablemente, descansar, tener un momento de silencio y de paz. Son en estas situaciones de la vida en las que estas lecciones se ponen a prueba y cuando regresamos al balance, aunque sea unos cuantos minutos en el día dedicados a ti, a lo que estás necesitando en ese momento es lo que nos permite mantenernos conectadas y fluyendo y en armonía con nosotras y con nuestro entorno.

6. Apreciar y agradecer el sin fin de bendiciones: como lección final es importante apreciar y agradecer el sin fin de bendiciones que aparecen en nuestras vidas, aún cuando al inicio no parezcan bendiciones. Muchas veces las bendiciones vienen envueltas en situaciones difíciles para traernos lecciones y aprendizajes que son necesarios para nuestra evolución como almas y para nuestro crecimiento personal. El saber apreciar y agradecer estas bendiciones que se nos presentan aun que sean difíciles o requieran de mucho trabajo de nuestra parte es la manera de mantener nuestro corazón y espíritu abiertos a las maravillas de la vida.

Las invito a aplicar estas seis lecciones en sus vidas, aun si no están pasando por un cambio tan drástico en sus vidas como el que acabamos de pasar. Al aplicarlas encontrarán una conexión y entendimiento mas profundo del amor incondicional que la Divinidad tiene para nosotros!

Join the discussion 2 Comments

  • tinyurl.com says:

    Hi there, i read your blog occasionally and i own a similar
    one and i was just curious if you get a lot of spam responses?
    If so how do you prevent it, any plugin or anything you can recommend?
    I get so much lately it’s driving me mad so any help is very much appreciated.

  • tinyurl.com says:

    Thanks for sharing your thoughts about quest bars cheap. Regards

Leave a Reply