La relación mas importante en la cual trabajar es en la relación que tenemos con nosotras mismas.

Desde que nacimos empezamos a experimentar la separación de la Divinidad interna en la cual sentimos plenitud y bienestar y empezamos a experimentar inconformidad, incomodidad, critica, juicio, etc.
Durante nuestros primeros siente años de vida aprendimos comportamientos y las consecuencias de esos comportamientos. Comenzamos a aprender a navegar por esta vida con las normas de la sociedad y las creencias del hogar en donde crecimos.
Son nuestras relaciones las que nos han enseñado y han ido determinando la relación que tenemos interiormente con nosotras mismas.
Muy probablemente si de pequeña creciste en un ambiente en donde te asignaron responsabilidades que no te correspondían desarrollaste una actitud de ver por los demás y sentirte responsables por ellos, sus situaciones, sus vidas o te cargas con una culpabilidad enorme en cuanto algo que percibes como tu responsabilidad no lo haces por alguna razón.
Hay algunas otras veces en que la influencia es un poco mas sutil. Cuando somos niños muchas de las creencias y comportamientos que adoptamos es por medio de la observación. Si observabas que las personas a tu alrededor, especialmente tus padres o tus abuelos no se permitían ciertas cosas a ellos mismos supusiste que ese comportamiento era malo y no debía hacerse y se quedó grabado en tu subconsciente. Por ejemplo, si alguno de tus padres no se permitía tomar siestas o levantarse tarde por alguna u otra razón es  probable que al ir creciendo sientas culpabilidad al tomar siestas o levantarte tarde, inclusive si es algo que disfrutas hacer y tu cuerpo te lo pide, o puede que te sientas juzgada por esa persona de la que aprendiste ese comportamiento cuando tomas siestas o te levantas tarde.
Muchas veces pasamos por la vida sin darnos cuenta del daño que nos hacemos a nosotras mismas al tener una relación mediocre o hasta mala con nosotras mismas.
Pasamos tantos comportamientos dañinos desapercibidos y nos acostumbramos al trato que nos damos nosotras mismas sin darnos cuenta que es precisamente la relación de nosotras con nosotras la que determina todo lo que atraemos a nuestra vida.
La vida exterior, o sea, las personas que están en tu vida, la relación que tienes con ellos, el nivel de abundancia en tu vida, la facilidad o dificultad con la que logras tus objetivos, las situaciones que se presentan en tu vida, las cosas materiales que atraes a tu vida, en fin todo lo que se manifiesta como tu realidad es un espejo de tu interior, es un espejo del trato que tienes contigo misma.
Si en tu vida estas experimentando críticas de otras personas o te sientes juzgada, es tiempo de ver hacia adentro e identificar que críticas te dices a ti mismo o de que te estas juzgando.
Trabajo emocional crecimiento personal
En el momento en que tu aprendas a ser amable contigo misma, amarte incondicionalmente y no criticarte o juzgarte a ti misma entonces dejarán de aparecer personas que te critican y te juzgan. Si estas sintiendo hostilidad en el mundo exterior examina que cosas te estás reclamando a ti misma. Si estás percibiendo que las personas a tu alrededor no te dedican tiempo, pregúntate y examina si tu te dedicas tiempo a ti misma para satisfacer tus necesidades y cosas que quieres alcanzar. Si estás experimentando escasez a tu alrededor, ya sea problemas financieros, no tener los suficientes recursos para lograr lo que quieres, o lo necesario para cubrir tus necesidades es momento de examinar en que aspectos no te estas valorando a ti misma.
La vida es el espejo de nuestro interior.
En estos tiempos de cambio que estamos viviendo, estamos experimentando el despertar global de la consciencia, el tomar la responsabilidad de nuestras vidas y de nuestras desiciones para entender las lecciones que nuestra alma vino a la Tierra a aprender e integrarlas en nuestra vida.
Estamos experimentando el enfrentamiento con todos esos aspectos o lecciones que todavía nos falta integrar y los vamos a ver venir en situaciones con personas en nuestra vida, en sueños, en recuerdos muchas veces de eventos distantes, en el tipo de programas, películas, música, libros que nos sentimos atraídos, conversaciones, etc.
De alguna manera el Universo nos está conectando con la frecuencia de la emoción y/o creencia a trabajar.
Es importante que cuando experimentes algo de lo mencionado le pongas atención y lo veas con otra perspectiva y te preguntes que hay dentro de mi, de mi relación conmigo misma que se esta reflejando en esto?
Si por ejemplo empiezas a notar que los programas que estas viendo, la música que estas escuchando, situaciones que estas viviendo  te están conectando con una sensación conocida, una sensación que te ha acompañado en algún momento de tu vida, como por ejemplo el desamor y empiezas a recordar las veces que no te sentiste amada, las peleas en relaciones, las rupturas de relaciones, ese dolor intenso, vacío y tristeza que acompañan al desamor, esta indicando que es tiempo de trabajar en ese desamor por que quiere salir de nuestras vidas, quiere que escuchemos el mensaje que quiere darnos y dejarlo ir.
Es momento de examinar en que maneras no te estas amando a ti misma. Ese desamor que estamos sintiendo con el que estamos conectando es el de la separación de nosotros con nuestra alma, ese dolor intenso, vacío y tristeza es el que se sufre al no amarnos incondicionalmente a nosotras mismas.
Es momento de preguntarnos disfruto estar en mi compañía? Me acepto incondicionalmente cuando me veo al espejo? Me siento en paz con las desiciones que tomo día a día? Me gusta la dirección en la que va mi vida? Me dedico tiempo a mi para cubrir mis necesidades y trabajar en mis objetivos?
En el momento en que tenemos la voluntad y valentía de mirar hacia adentro y de enfrentar las respuestas a este tipo de preguntas se nos va a ir abriendo el camino de en que cosas tenemos que trabajar, que aspectos de mi relación conmigo misma requieren de atención y acción. Y en cuanto empezamos a trabajar en ello empezamos a experimentar los cambios milagrosos en nuestras vidas ya que empezamos a atraer una realidad diferente acorde con la vibración y frecuencia de nuestro nuevo trato con nosotras mismas.

Join the discussion 6 Comments

Leave a Reply