Hace unos días viví una experiencia que me hizo entender a profundidad como vivimos juzgándonos a nosotras mismas y midiendo nuestro valor como personas en cosas tan superficiales, muchas veces minimizando nuestro amor propio.
Venía viajando de regreso a casa y con las carreras y asuntos por resolver antes de viajar no me dio tiempo de pintarme las uñas de nuevo, ya se estaban despintando de algunas partes lo que las hacia ver imperfectas.
Estando en el aeropuerto lleno de gente empecé a notar como mi estado interno iba cambiando sintiendome cada vez peor hasta que caí en cuenta que mis uñas imperfectas habían desatado un dialogo interno de juicio y desamor hacia mi misma, ya que al mostrarme al mundo de la manera en que yo me estaba percibiendo a mi misma en ese momento como “imperfecta” empecé a proyectar mi autojuicio hacia el exterior sintiéndome menos que algunas otras personas que estaban a mi alrededor. Todo por una uñas medio despintadas!
Al caer en cuenta de lo que estaba pasando me reí de mi misma, me relaje y me dije: de verdad piensas que tu valor como persona cambia por el como se ven unas uñas?
Cuantas veces hacemos esto? ya sean la uñas, el pelo, nuestra complexion física, ya sea estoy gorda o estoy muy flaca, no tengo lo que tienen los demás, no hago lo que hacen los demás, etc.
Hemos venido viviendo en una sociedad que nos enseña y nos pide ser perfectas en todos los aspectos en vez de mostrarnos auténticas y amarnos y aceptarnos a nosotras mismos tal y cual somos.
Tendemos a cumplir o tratar de cumplir con las expectativas de todos los roles que jugamos, como ser la hija perfecta, ser la madre perfecta, ser la novia o esposa perfecta, verme perfecta todo el tiempo, decir y expresarme de la manera perfecta, actuar de la manera perfecta y así nos vamos por la vida llena de juicios internos midiéndonos a cada minuto y cambiando nuestro valor como personas según que tan perfectas hemos sido en el día.
Valor interno crecimiento personal
Nos vamos esclavizando a nosotras mismos al juicio y las comparaciones y perdemos de vista nuestro verdadero valor.
Cada uno de nosotros tenemos el poder de sanar internamente todos esos juicios y comparaciones, de dejar ir todas esas inseguridades y miedos y descubrir que nuestro valor como persona no esta relacionado con el como nos vemos, lo que tenemos o si somos “perfectas” o si cumplimos con las expectativas de las personas a nuestro alrededor.
Somos seres espirituales experimentando en este cuerpo humano, viviendo cada uno su propio proceso de evolución.
Siendo mas amorosas y compasivas con nosotras mismas y con los demás nos ayudará a aceptarnos a nosotras y a los demás con todos nuestros matices, tal y cual somos.
El ser fieles a nosotras mismas y a nuestra verdad nos ayudará a llegar al entendimiento y comprensión de que como humanidad todos estamos pasando por un proceso similar de sanción interna y de despertar a una consciencia de paz, amor y liberación, pero al mismo tiempo cada una de nosotros lo va experimentando a su manera y a su paso y el hecho de que alguien no piense, opine o vea la vida o situaciones de la misma manera que yo no quiere decir que esté incorrecto.
El juicio se lleva dentro y lo reflejamos hacia otras personas.
La aceptación, la compasión y el respeto empezando por nosotras mismas y después extendiéndolo hacia los demás es lo que nos ayuda a liberar ese juicio y darle entrada a la paz en nuestras vidas.
Recordemos que cada uno debe recorrer su propio camino y el camino de cada uno es sagrado.

Join the discussion 3 Comments

Leave a Reply