Mensaje del Alma de la semana: Lucha interna!

Estas ultimas semanas con las energías de movimiento que estamos experimentando la lección de hacernos conscientes de la lucha interna que todos estamos combatiendo ha salido constantemente a la superficie ya que es importante tomar consciencia de que está ocurriendo.
Hace unos días fui al cine a ver la nueva película de Fantastic Beasts 2, de la autora de Harry Potter. Lo que me encanta de estas películas aparte de la magia, es que podemos ver esa lucha entre la luz y la oscuridad y como la magia mas poderosa proviene de nuestro interior, de las virtudes del amor, de la unidad y la elección de elegir el camino de la luz.
Al terminar de ver la película y al haber visto el combate entre las fuerzas oscuras y las fuerzas de la luz me pasó por la mente la idea de que probablemente en un tiempo no muy lejano tengamos que estar en un combate no muy diferente al que presenciamos en estas películas, e inmediatamente después de ese pensamiento me llegó la respuesta divina o el mensaje que les comparto ahora.
Esa voz me decía: Pero Clau esa lucha o combate ya se está viviendo, toda la humanidad está justamente pasando por esa lucha; sin embargo, a diferencia del combate que se ve en las películas, esta lucha es interna, es por eso que muchas veces es difícil de percibirla o de siquiera saber que estamos dentro de esa lucha. Todos los días, a cada momento estamos combatiendo esa lucha internamente, entre nuestros miedos, preocupaciones, inseguridades, incertidumbres, desconfianzas, juicio, desesperanza, desilusiones y todas esas fuerzas basadas en el temor las cuales roban nuestra paz y proyectan desde nuestro interior una vida difícil y caótica.
Si esto es algo por lo que todos estamos pasando por que es tan difícil darnos cuenta? Algunas de las razones por las que esta lucha interna pasa desapercibida son:
1. Nuestro enfoque está todo el tiempo en el exterior – Muchas veces estamos tan absorbidos por los acontecimientos externos, lo que está pasando a nuestro alrededor, y todo lo que nuestros compromisos y “obligaciones” requieren de nosotras que ni siquiera ponemos atención a lo que está ocurriendo dentro de nosotras.
Nuestra atención está en las noticias trágicas de lo que sucede en el mundo, en los desastres naturales, en los conflictos y violencia en el mundo, lo que sucede en la vida de otras personas, en las dificultades de la vida personal, en las preocupaciones y las prisas del día a día que ni siquiera registramos la lucha que estamos combatiendo en nuestro interior.
Pregúntate si tienes en tu vida momentos de reflexión, momentos de silencio en los que tu enfoque cambie del mundo externo hacia el mundo interno.
Es muy común que en nuestras vidas ocupadas llenemos cada minuto de nuestros días con actividades e interacciones con el mundo exterior. Inclusive en los momentos de descanso y pasividad los llenamos con actividades como ver programas de television o películas que nos permiten distraernos o despejar la mente pero nuestra atención permanece en lo externo.
2. Se nos hace normal – Una de las cosas mas sorprendentes del por que ni siquiera nos damos cuenta de la potencia de esta lucha, es por que ha sido parte de nosotras por tanto tiempo que se nos hace normal. Todas tenemos ciertos temas o aspectos tan arraigados que activan esos miedos o energías densas que ni siquiera recordamos algún momento en nuestra vida en que no estuvieran presentes. Muchas veces el motivo que activa la emoción o energía densa cambia, pero la emoción sigue siendo parte de nosotras. El traer cargando la mezcla de miedos, preocupaciones, juicios, inseguridades, incertidumbres, desconfianzas, etc, se nos hace parte de nuestra vida. Reflexiona por un momento, que careta o mascara tienen tus miedos internos? Es miedo a no ser aceptada, es miedo a no ser suficiente, es miedo a estar sola, es miedo a no ser amada, es miedo a perder lo que “tengo”, es miedo a no tener o no tener suficiente, es miedo a ser lastimada, es miedo a confiar? Que miedos han sido tan parte de tu vida que se te hace normal tenerlos?
Hace poco fuí recordada justo de un miedo tan arraigado que ya ni siquiera lo registro como miedo. Fuimos a cenar con una amiga que también es de Mexico y al estacionarnos y antes de bajar de la camioneta pusimos las mochilas y otras cosas que no íbamos a bajar con nosotras entre los asientos de atrás y las tapamos con las chaquetas. Para nosotras el miedo a que roben tus cosas e inclusive tu carro si dejas cosas a la vista está tan arraigado que se ha vuelto parte de nuestra vida y ya ni siquiera lo registramos como miedo, simplemente es parte de la vida. Para los canadienses ese miedo no existe y no comprenden de donde viene esa reacción de esconder tus pertenencias antes de bajarte de tu auto. Y al enfrentarte a otra realidad en donde ese miedo no existe o no es valido es que te das cuenta de que tan arraigado está en tu interior.
3. Es mas fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio ojo – Hace unos días recibí una reflexión acerca de como nos es mas fácil ver esos aspectos menos luminosos en otras personas que en nosotras mismas. Y me gustaría compartirles las palabras que generosamente KAI de quantumholoforms.com compartió con sus lectores.
“Ver la paja en el ojo ajeno es fácil, porque aparentemente lo que estás viendo no es algo tuyo. Sin embargo, cuando se trata de mirar la viga en el propio ojo, eso es difícil. Y lo que duele.
Tan solo basta con tomar consciencia de la proporción del tamaño del objeto que se encuentra en teoría en nuestro propio ojo: ¡Una VIGA! es decir algo MUY grande.  Obviamente es una metáfora, pero la proporción se deriva en base al dolor que uno siente cuando mira de frente a sus propias sombras y aspectos del ego.
Mirar la viga en el propio ojo significa ser capaces de vernos a nosotros mismos como si nos miráramos desde afuera, para tomar consciencia de la manera en la que le otorgamos el poder a nuestro ego para juzgar a los demás, sin darnos cuenta de que todo lo que miramos afuera es un reflejo de lo que nosotros somos o un desafío para desarrollar capacidades que tenemos ocultas.
Al permitirnos mirarnos desde afuera lograremos percatarnos de cuanto podemos llegar a lastimar a los demás y a nosotros mismos cada vez que le damos el poder a nuestros miedos y ego. Y si, es entonces cuando el tamaño de nuestra sombra se percibe tan grande como una viga y por ello, resulta más fácil ver la paja en el ojo ajeno; pues en ese caso no nos corresponde personalmente hacer nada. Solo es cuestión de señalar y ya con eso nos sentimos sabios, amorosos y justicieros. Ya que ver la viga en el propio ojo, representa ver de frente tus más profundos miedos y el más profundo dolor.
Es ver de frente que si has hecho daño y te has equivocado. Es ver de frente que no siempre eres tan buena gente como quieres creer que eres.
Es ver de frente que todo eso que te disgusta y juzgas de los demás, bajo el argumento de “no lo entiendo” es algo que tú también haces ¡y más a menudo de lo que quieres creer!”
La lucha interna es algo por lo que todos como humanos estamos pasando y cada vez se intensifica más, no solo en nuestro interior sino en el exterior ya que nuestro exterior es simplemente una proyección de lo que llevamos dentro. Pero esta lucha interna tiene un propósito o razón, ya que nada nunca es en vano. Su propósito es despertarnos de ese sueño, de esa mezcla de proyecciones a la que llamamos realidad.
Este es el llamado a elegir otras formas, a estar abiertos y darnos la oportunidad de salir de las respuestas y formas habituales para crear un mundo interno lleno de amor, de amabilidad, de confianza, de respeto, de compasión y de paz sin importar lo que está ocurriendo a nuestro alrededor.
Te comparto algunos elementos que me han ayudado y me siguen ayudando a cada momento en esta lucha interna entre el miedo y el amor.
1. Elegir la luz aún en los momentos mas oscuros – Por el simple hecho de vivir en la 3 dimensión la cual se basa en la dualidad, todos tenemos tanto luz como oscuridad en nuestro interior, de modo que esa oscuridad es parte de nuestro interior y el hecho de negarla, minimizarla o tratar de combatirla nunca dará resultado ya que al hacerlo estamos accesando las formas de la oscuridad para combatir la oscuridad.
Sin embargo al aceptarla y admitirla como parte nuestra y elegir algo diferente es nuestra llave maestra.
Cuando nos encontramos atrapadas en los miedos, en los juicios, en preocupaciones, inseguridades, incertidumbres, desconfianzas, desesperanza, desilusiones o cualquier derivación del temor por mas profundo o difícil que parezca la situación al hacernos consciente, aceptar y admitir que es parte de nuestro interior y elegir algo diferente (como confiar, como amar, como aceptar, como liberar, como perdonar, como ser amable) es cuando la magia sucede y la luz y poder interior se encienden y comenzamos a vivir y experimentar esa luz no solamente internamente sino a nuestro alrededor.
La magia está en elegir la luz cuando nos enfrentamos con la oscuridad; es elegir una reacción mas amorosa y compasiva en vez de reaccionar con los miedos y patrones habituales. No por que siempre ha sido así o por que es lo que conoces quiere decir que tenga que continuar. Siempre podemos elegir el amor y sus derivados aún y especialmente en los momentos mas oscuros.
2. Reconocer todas nuestras experiencias como aprendizaje y lecciones espirituales – Muchas veces cuando experimentamos dificultad, caos y drama en nuestra vida caemos en la reacción de victimización, de preguntarnos por qué me sucede esto a mi o de quejarnos de la situación, manteniéndonos cicladas en estas experiencias. Ante cada experiencia que vivimos siempre tenemos la opción de ver el propósito o aprendizaje detrás de lo que vivimos. Cuando tomamos esta perspectiva de la vida, podemos identificar la razón detrás de la experiencia. Cuando seguimos viviendo lo mismo una y otra vez, hay una lección importante a aprender para el avance o evolución de nuestra Alma. Cuando nosotras hacemos ese cambio interno de ver nuestras experiencias de vida como aprendizaje y lecciones espirituales logramos reconocer el valor detrás de cada experiencia y llegamos a agradecer inclusive las experiencias mas difíciles y dolorosas ya que con ellas vienen nuestros aprendizajes y crecimiento interno mas grandes. Antes de juzgar una situación o experiencia date el valor de ir internamente y preguntarte que es lo que tengo que aprender de esta situación? Para que llegue la respuesta hay que estar dispuestas a escuchar y reconocer lo que nuestra Alma viene a revelarnos ya que la mayoría de las veces no nos gustará la respuesta, ya que nos vamos a enfrentar a los aspectos oscuros de nosotros que causan dolor y necesitan ser iluminados. Pero es precisamente ahí que está la magia, en aceptar y traer luz a nuestros aspectos oscuros y tomar el aprendizaje y convertirlo en sabiduría.
3. Acudir a la amabilidad, la compasión y el perdón – En los momentos en que las pruebas están ocurriendo y cuando sentimos que estamos por estallar, el respirar profundamente y elegir ser amables, compasivos y perdonar es el arma secreta que nos ayudará a evitar conflictos y malentendidos innecesarios. Recuerda, todos en el planeta estamos pasando por la misma lucha interna, en diferentes aspectos y con diferentes escenarios pero finalmente es la misma lucha. Ahora mas que nunca estamos necesitando de sacar la amabilidad, la compasión y el perdón primeramente hacia nosotras mismas y después extenderla hacia los demás. La Maestría interna es acción, se vive en el día a día, en como decidimos vivir nuestra vida en lo mas cotidiano. Y la opción de elegir la amabilidad, la compasión y el perdón siempre nos conducirá a mayor paz en nuestro interior.
4. Pedir ayuda y protección celestial – La ayuda y protección celestial siempre está disponible para el que la pida. Recuerda que uno de nuestros regalos mas preciados es nuestro libre albedrío y como tal los ángeles y seres de luz solo pueden intervenir cuando nosotros lo pidamos, por lo que ellos siempre están listos y dispuestos a proporcionar ayuda en el instante en que nosotras la pedimos, solo tenemos que pedirla.
El reto de esta semana es reflexionar de que manera estamos experimentando la lucha interna para hacernos conscientes de la forma en que estamos siendo enfrentados. Al hacernos conscientes podemos comenzar a elegir formas nuevas, formas amorosas y compasivas de responder ante las luchas internas. Te invito a aplicar las herramientas que te comparto o herramientas con las que te sientas alineada que te ayuden a elegir la Luz en cada paso que des.
Te deseo una semana llena de reflexión, consciencia y luz interior!!

Si deseas unirte al grupo de Retos de Luz y Consciencia de Facebook lo puedes hacer en el enlace de abajo.