Muchas veces confundimos la espiritualidad o el ser espirituales con la religión o ser religiosos. Aunque estos dos están relacionados y han sido asociados el uno con el otro no son sinónimos.
Se puede ser espiritual y no ser parte de ninguna religión de la misma manera en que puedes ser muy religioso y no ser espiritual. Entonces cual es la diferencia?
Las religiones son instituciones basadas en dogmas y creencias las cuales intentan instruir a las personas en su verdad.
Viéndolo desde una perspectiva mas amplia cada una de las religiones tiene una parte de si, de su enseñanza la cual es representada de una manera mas clara que en otras religiones. Entre todas ella juntando esa parte de cada una de sus enseñanzas se crea el entendimiento de lo que realmente somos, seres espirituales.
La espiritualidad es la base de cada religion y de cada ser, es la semilla dentro de cada ser que nos guía hacia el entendimiento, crecimiento y la plenitud.
En eras pasadas debido a que estábamos profundamente experimentando la dualidad las religiones eran necesarias ya que nos servían como mediadoras entre nosotros y la Divinidad.
En estos tiempos, en esta nueva era en donde como humanidad estamos sumergidos en la luz y nuestra consciencia esta en el proceso de despertar, los recuerdos de que somos seres de Luz han empezado a regresar y despertar nuestra espiritualidad.
El saber que Dios Padre Madre, la Divinidad, el Universo, la fuerza dadora de vida, el Espíritu o cual sea la forma en que llamas a esa fuerza mas grande que nosotros y que envuelve todo, se encuentra en cada uno de nosotros y de todo lo que existe y existirá.
Espiritualidad vs religion crecimiento personal
Al ir despertando a esta noción de ser seres espirituales la necesidad de tener un mediador entre mi ser y la Divinidad desaparece ya que nace la certeza de estar en comunión con esa fuerza y presencia a cada instante, ya que nuestra esencia es el Espíritu.
Muchas veces las enseñanzas de las religiones están infundidas de miedo, castigo y de no merecimiento, de la noción de ser impuros y tener que ser salvados, cuando la espiritualidad te impulsa a recordar la pureza que llevamos en el interior ya que somos divinos y somos parte de un todo, intrínsecamente conectados con todo lo que existe, conectados con cada una de las personas con las que compartimos este hermoso planeta, con la naturaleza, con los animales, plantas, minerales, con el Universo, el cosmos, los planetas, con todo.
Todo somos uno, somos parte de todo. Y como parte de todo somos puros, somos merecedores, somos poderosos.
La espiritualidad nos ayuda a entender que lo que hago por mi intrínsecamente lo hago por los demás y lo que le hago a los demás intrínsecamente me lo hago a mi mismo. La espiritualidad es la enseñanza de la unidad y la totalidad de la que somos parte.

Join the discussion 7 Comments

Leave a Reply